[Opinión] A vueltas con la ciudad de los 15 minutos: una breve reflexión crítica